Sirena de alcantarilla

"Me niego a vivir como una mujer ordinaria, a establecer relaciones ordinarias. Necesito el éxtasis. Soy una neurótica, en el sentido de que vivo en mi mundo. No me adaptaré a él. Me adapto a mí misma". Anais Nin

sábado, enero 21, 2017

Diez años viviendo fuera de casa

Ya han pasado diez años. Cuando un 21 de enero abandoné mi ciudad natal, Torreón Coahuila (que no es un pueblo), no lo pensé mucho, pero sí tuve la determinación, mientras que nunca imaginé que ella se convertiría en una barbarie. 

Con el tiempo he aprendido sobre mi propio país, tan dolorosa y ridículamente centralizado, he conocido dos ángulos diferentes de él, su sociedad, sus costumbres, etcétera. En este periodo he crecido como persona y profesionista, he logrado conocimientos y conocido a gente tan nefasta como maravillosa. También he experimentado logros, pero también pérdidas tanto de amigos como de parejas, empleos, familiares a la distancia. Estoy convencida que es parte del proceso de maduración y de volverse adulto el aceptar que no siempre vas a ser del agrado de todos ni que es posible complacer a todo mundo (y me niego, además). Asumo que tampoco soy la más brillante ni simpática, pero he tenido fuerza suficiente para no rendirme cuando se ha presentado alguna adversidad. 

Por otro lado, no solo la Ciudad de México ha formado parte de mi exilio-desarrollo, sino también Londres, Inglaterra en los últimos ocho años de mi vida. Después de la experiencia allá tengo muy claro que no deseo quedarme para siempre en la capital mexicana, ni formar una familia, ni morir ahí (aunque quizá esto no esté en mis manos). La vida sigue adelante y sé que existen muchas otras posibilidades.
Agradezco a muchos de ustedes que me han brindado tanto su amistad como apoyo, trabajo, compañía y ¿por qué no? felicidad. Sería una lista larga de nombrar, pero tengo muy presente en mi mente y en mi corazón a quienes me han tendido la mano alguna vez y espero haya sido recíproco. A quienes he ofendido, disculpas…


Por sus atenciones, gracias.

jueves, junio 23, 2016

Brexit: voces a favor y en contra






Miriam Canales 
@miricaiba
El Reino Unido se encuentra inmerso en un nuevo dilema sociopolítico. Como si no hubiesen sido suficientes los deseos de emancipación de Escocia en 2014, los ingleses son de nueva cuenta convocados a otro referéndum donde su lugar en la Unión Europea está en vilo, al menos hasta el día 23 de junio.

A unos días de celebrarse esta nueva consulta, las opiniones están polarizadas. Mientras que el Primer Ministro, David Cameron exhorta a los ciudadanos a votar y quedarse, algunos otros lo consideran un desgaste, una pérdida de tiempo y un asunto que atañe más a los intereses del Partido Conservador y las inversiones de los grandes millonarios extranjeros, mientras que el líder laborista Jeremy Corbyn se mantiene generalmente silencioso al respecto, aunque se conoce que él estará apoyando del lado de la permanencia.

En contexto, desde la década de los setenta, Gran Bretaña discutía su entrada a la entonces Comunidad Europea dada sus precarias condiciones financieras y sociales. En la actualidad, sus circunstancias son otras, como una evidente y apabullante masa migratoria originaria de Medio Oriente, África, Australia y, en los últimos años, América Latina y el resto de Europa que busca la capital como un fin económico, asunto que preocupa no solo al gobierno, sino a la población autóctona quienes la consideran insostenible. El escritor mexicano Fernando Curiel describe en su libro de culto “Vida en Londres”, mientras pasaba por allá un año sabático en 1971: “Hasta el momento, el inglés no ha decidido su verdadero lugar en el anchuroso mundo. Algunos piensan que el país forma parte de un todo histórico y cultural: Europa. Otros juran y perjuran que Inglaterra es parte, tan solo de sí misma”. Menciona en el capítulo Europe and Britain: tres días de la historia contemporánea de Inglaterra.

“Los que quieren quedarse dicen que los que apoyan a Brexit son racistas, que no quieren dejar entrar más migrantes; los otros dicen que eso no es verdad, que sólo quieren tener control de sus fronteras. Nadie sabe cómo sería la cosa afuera porque no hay manera de medirse”. Menciona Nigel, un ciudadano londinense hastiado de las vertiginosas decisiones políticas de su país.

Otro tema espinoso es la inoportuna fecha de votación durante el marco del Festival Glastonbury, lo que representaría 200 mil votos menos. Michael Evis, su director, ha recomendado “acudir primero a la urna y luego a la fiesta”, de acuerdo al diario español “El mundo”. Otras fuentes como el documental mostrado en YouTube, Brexit: the movie, de Martin Durkin, muestra como varios ingleses se sienten ajenos a la alta burocracia de la Unión Europea y sus decisiones arbitrarias. Además, las opiniones a favor comparan el caso de Suiza y su prosperidad económica siendo independiente de esta organización. Cosa que idealizan los británicos en un futuro hipotético.

“Yo preferiría que se quedaran, aunque no sea lo ideal, y pienso que cada país europeo debería tener una encuesta en vez de que los políticos solo tomen una decisión y ya”. Sostiene Mirjam, una migrante alemana. Visitar de vez en cuando su natal Stutggart y trabajar en Londres le es sencillo, pero su estancia se modificaría si los comicios no le resultaran favorables, como el de solicitar una visa de trabajo. Alemania es otro de los países opositores. “Aunque Inglaterra paga menos que otros, yo espero que no se vaya”.
Javier es un comunicador chileno con 15 años establecido. Cuenta ya con un pasaporte inglés. Él no tiene considerado regresar a su país independientemente del resultado del referéndum. Sin embargo, la bonanza laboral ha sufrido un declive en los últimos años según su experiencia: “Antes de la recesión del 2008 había muchísimo trabajo, la gente se cambiaba cuando quería. Yo no tuve problemas con eso. Después de eso todo cambió; el desempleo creó una congelación y una rebaja en los sueldos para los empleados comunes y corrientes que somos la mayoría. La gente que tenía buenos trabajos como profesionales también se vio afectada en ese periodo”.

Nigel expone lo que sería para él una desventaja: “estando fuera perderíamos el beneficio de entrar y viajar tan fácilmente por Europa. Más allá, los franceses y alemanes intentarán quitar mucho del trabajo financiero que pasa por Londres hacia Frankfurt y esto con el tiempo tendrá un efecto grave porque el sector financiero es un fuerte productor. Quizá la única gran industria que todavía tenemos”.

Con ironía, este británico menciona que una de los puntos a favor de la aprobación del Brexit es como algunos magnates rusos residentes perderían poder como Roman Abramovich (propietario del equipo de futbol Chelsea) o Evgeny Lebedev (el influyente rotativo gratuito The Evening Standard es uno de sus bienes) cuyos negocios han contribuido a la gentrificación y el encarecimiento de la urbe. “Tengo la idea de que a pesar de cada cosa mala trae algo bueno. Si dejamos de tener a estos cabrones (sic) que roban tanto dinero pues que mejor se vayan”.




Etiquetas: , , , ,

martes, febrero 09, 2016

Hoy, en mi cumpleaños número 32...

Hoy cumplo 32 años como ya han visto algunos. No me da pena revelar mi edad ni que me la pregunten; espero así sea en el futuro. Me siento bien con estos años que tengo, dejé de creer en tonterías como "la crisis de los 30" y prefiero mirar hacia adelante y no estar nostálgica por los 20. Puedo decir en este momento de mi vida que soy una mujer más madura y segura de mí misma y así quisiera mantenerme. Ese es mi deseo de este día hoy que me encuetro apartada geograficamente de mi familia, mi país y muchos de ustedes, pero no sola. No, eso no. También he recibido cariño y buenos deseos de otras bellas personas de por acá. Gracias a todos.

Happy birthday to me. Thank you England....
Feliz cumpleaños para mí. Gracias México.

jueves, septiembre 17, 2015

English Rose

Han sido ocho años y medio llenos de vaivenes, de buenos y malos momentos, trabajo, amigos, amores, sonrisas, desdichas, enojos, paz e incertidumbre, pero jamás me arrepentiría de la decisión de emigrar al DF para volverme realmente una mujer aduta. Ahora, la vida me llama hacia otro punto...y allá voy. Yo regresaré a mi rosa donde nada ni nadie me aparte de ella.

viernes, agosto 14, 2015

NEW WAVE!!

Queridos tres (o dos) lectores y mi único stalker: los invito este jueves a una charla que impartiré la próxima semana sobre la importancia de este movimiento en México y algunos de sus exponentes. Es adentro de la Glorieta de Insurgentes de la colonia Roma. Los deja ahí el metro y/o metrobus Insurgentes ¡Entrada libre!

sábado, agosto 08, 2015

¡Diez años de sirena de alcantarilla!

Hasta a mí últimamente se me olvida que tengo un blog, pero me hace muy feliz saber que aún tengo un espacio propio para escribir y contar mis aventuras y desventuras. Voy a ser un poco escueta, pero quiero agradecer a mis tres lectores y a uno que otro STALKER. Nuevas y grandes eventos se aproximan que ya pronto daré a conocer y me hace feliz. Japi berde tu mi!:D

En vez de poner la típica canción de cumpleaños prefiero escuchar al señor PETER MURPHY:



sábado, junio 20, 2015

Entrevista a Steven Brown, miembro fundador de Tuxedomoon, Nine Rain y Ensamble Kafka

Publicado el jueves 18 de junio en la sección El ángel exterminador de Milenio Diario

Miriam Canales




No todos los mexicanos buscan emigrar hacia la frontera norte. Algunos estadounidenses lo aplican a la inversa y se dirigen al sur para inmiscuirse en su cultura y música, como el caso del compositor Steven Brown, miembro fundador de la banda de jazz y rock progresivo Tuxedomoon cuyas energías se enfocan ahora en un ensamble llamado “Kafka”.
En la escena de San Francisco de los 70 brotaron algunas peculiaridades como la enigmática banda The Residents y otras contemporáneas como Factrix y The Sleepers. Se trataba de una freak scene, según lo explica el periodista Simon Reynolds en su libro Romperlo todo y empezar de nuevo (2005), dedicado al post punk. Tuxedomoon gozó de mayor éxito en Europa. Brown también lanzó un par de discos como solista: Douziéme journée: le verbe, la parure, l’amour  de 1982 y Zoo Story en 1984.

En esta entrevista, donde un café de domingo a mediodía está presente, relata: “Lo que tiene México son músicos muy buenos. William Burroughs dijo que aquí hay un ambiente abierto para poder trabajar y hacer cosas. Cruzando la frontera pasa algo diferente. Parece absurdo, pero es cierto”. Desde dos décadas atrás, y particularmente en Oaxaca, encontró en México una tierra fértil para seguir sembrando su música. En los 90 se involucró con José Manuel Aguilera (La Barranca) en otro grupo llamado Nine Rain. Hoy en día se avoca al Ensamble Kafka, un quinteto integrado en 2010 con otros jóvenes oriundos como Juanito Gutiérrez, Facundo Vargas y Julio y Onésimo García que ya cuentan con un primer disco homónimo y algunos conciertos en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”. Antes, contribuyeron en bandas sonoras de películas como El informe Toledo (2010).


“En los 70  viví en San Francisco y trabajé en un grupo de teatro. Estuvimos todos juntos en un departamento, casi todos eran artistas gays. El grupo se llamó The Angels of Light pero su filosofía era de free, free. Todos los espectáculos de entrada libre. Nadie en el grupo podría hacer un trabajo donde se cobrara, entonces cuando formé Tuxedomoon con Blaine Reininger tenía que salir de ahí”. Explica este norteamericano en un castellano fluido. Después, tuvo una residencia itinerante entre Bruselas, Inglaterra y la Ciudad de México donde se negó a establecerse por su hacinamiento extremo. A su paso por Nine Rain apoyó al EZLN.

¿Te dice algo la política mexicana actual? El tema de los zapatistas ya pasó; estamos en otro momento….

¿De veras? (ríe con sarcasmo mientras interrumpe su café) ¡No se nota! Lo que pasó en las elecciones me parece fantástico. ¡Los políticos se burlan de nosotros! Ese el mejor trabajo del mundo y por eso todo mundo lucha por ser senador, diputado, whatever the fuck (sic). No hacen nada y roban todo el dinero. Un amigo mío trabajaba en el gobierno y salió por hartazgo. Hasta la gente que crees que son tus amigos, gente bien, roban del erario público. Es una desgracia sin fin. ¡Qué bueno que quemaron las casillas!  Eso va a pasar en otros lados, ¡Vas a ver!- me advierte- . ¡México siempre pone el mal ejemplo!, ¡luego sigue el mundo!

¿Y en cuanto a la política estadounidense esa ya no te interesa?

No, sólo México es un poco más directo, más transparente, pero tiene lo mismo Europa, Estados Unidos. Sólo que aquí es más in your face. (…)

¿Tú crees que en la escena rock hace falta que los músicos locales tengan más actitud, que hagan más lo que se le pegue la gana?

Trato de evitar el rock en lo posible. Yo no entiendo bien, no me gusta, no me dice nada. La mayoría de las cosas son copias anglosajonas. Yo he estado esperando un rock mexicano que todavía no conozco, un grupo más original. El problema de la gente es que creen que el rock son dos guitarras, una batería, un bajo. Eso no es rock, puede ser un violín, una trompeta, whatever!  Falta espíritu, aventura, viajar. Aquí la gente hace lo mismo de siempre.

¿Entonces que sí te interesa?

Los boleros, el son jarocho, el regional mexicano. Mira, hay tan pocos países como México que tienen tanta música, en cada zona, si no es que cada pueblo. Solo aquí he visto eso, en ningún otro lado
.
Tuxedomoon continúa emprendiendo giras anuales por Europa y Asia, pero Steven se dice hastiado. En el Distrito Federal tocaron en un par de ocasiones entre 2005 y 2009. “Ya cada año hacemos giras en Europa hasta el punto que ya basta. En diciembre hicimos tres, pero yo tengo que estar en mi casa. Cada dos meses tenía que salir. Este año todavía no hacemos nada. Quedamos en pausa porque yo ya quería otra cosa. Me harté de guitarras, baterías y canciones, por eso empecé con “Kafka”. Prefiero otros instrumentos y sonidos”.

La música puede perdurar pese a que cambien los formatos de vinil a digital. ¿Tú qué opinas de esto?

La música sí, los músicos no sé. ¡Ya todo es gratis ahora! ¿Para qué entonces comprar discos? La pregunta es cómo van a vivir los que creamos, no solo música, sino también películas, libros. ¡Qué bien que sea gratis!...pero recuerden que alguien tiene que pagar una renta. Spotify es el enemigo número uno.